Los argentinos eligen presidente: entre definir hoy su futuro o prolongar un mes más la espera

Los argentinos fueron llamados a las urnas y centros de votación para definir el futuro del país suramericano, siendo unas elecciones marcadas por el flagelo de la inflación y la maltrecha economía donde un 40% viven en el umbral de la pobreza y donde los trabajadores se enfrentan a una pobreza salarial, con una inflación que viaja superior al 120% interanual, y donde uno de sus candidatos es el actual Ministro de Economía que apenas el mes de agosto, pasadas las elecciones primarias, devaluó un 20% el peso argentino.

Desde tempranas horas los dirigentes de los espacios políticos acudieron a sufragar su voto que en el país es secreto y libre, además de obligatorio, por lo que se espera que la participación electoral supere el 70% del padrón electoral, aunque en los pasados comicios hubo un muy importante número de electores que no se sintieron representados por las fuerzas políticas y no ejercieron su derecho y obligación.

Lee además:  Argentina no ingresará a los BRICS y rompe toda posibilidad con el bloque oriental, por ahora: futura canciller de Milei

La jornada electoral se ve marcada por un factor que vuelve ideológico el voto para los indecisos: el candidato libertario Javier Milei, y quién los sondeos posicionan como el favorito para ganar las elecciones, cumple años. El líder de La Libertad Avanza, es un candidato que rompe con el status quo, pretende cerrar el banco central y dolarizar la economía en una libre elección de monedas, siendo su principal medida para erradicar la descontrolada inflación.

Lee además:  Al hombre más rico del mundo le parece "interesante" la forma de pensar de Javier Milei, el favorito para la presidencia de Argentina

Por su parte el actual Ministro de Economía, Sergio Tomás Massa, del oficialista Unión por la Patria, la fuerza peronista-kirchnerista, lucha por venderse como un sujeto moderado, que puede lograr cambios y sobre todo, hacer que los argentinos vean con buenos ojos el gasto social, aunque careciendo de un plan de reducción del déficit fiscal, pues forma parte de su política de gobierno expansionista en este rubro.

La que sin reconocerlo pero que las encuestas señalan como una tercera cómoda es Patricia Bullrich, exministra de Trabajo en el Gobierno de Fernando de la Rua que terminó en la crisis del ‘helicopterazo’ de la Casa Rosado en plena Plaza de Mayo a unos días de la navidad del 2001, y luego Ministra de Seguridad con Mauricio Macri del 2015 al 2019, no se diferencía demasiado de Milei, a tal punto que sus detractores la acusan de copiarle su plan de gobierno, por lo que es poco probable que entre a un ballotage.

Lee además:  #MelcoGate: Revelan audios comprometedores contra el aspirante a Ministro de Economía de una candidata presidencial de Argentina

Todavía es muy temprano como para predecir si los argentinos decidirán hoy su futuro y eligirán a un nuevo presidente, o deciden prolongar la espera un mes más, con las consecuencias económicas que ello implica.