No tendrás nada (ni siquiera trabajo) y serás… ¿Feliz?: OpenAI teme que sus IA provoquen despidos masivos y pide rentas básicas universales a los gobiernos

En un momento donde la atención de la mayoría de empresas se ha centrado en la IA, es cuando más debemos temer los cambios que van a llegar tarde o temprano. Apenas llevamos un año y medio desde que OpenAI llevó la inteligencia artificial a las masas cuando lanzó ChatGPT y ya hemos visto las ventajas y aspectos negativos de esto. Uno de los mayores temores se cumplió y este era el de perder nuestro trabajo por ser sustituidos por una inteligencia artificial. Sam Altman teme que la IA que ha creado acabe con despidos masivos en un futuro y que debido a esto, los gobiernos instauren un sistema distinto a la renta básica universal que él desea.

Poco tiempo después de que ChatGPT llegase a nuestras vidas, empezamos a ver que algunas empresas empezaban a probar este chatbot a la hora de realizar ciertas tareas. Pronto se descubrió de que en sectores como la atención al cliente, una IA era muy útil, lo que provocó que más de una empresa decidiera reemplazar a sus trabajadores por una de estas. Los resultados no eran perfectos, pero eran mucho mejor de lo esperado y como no, se ahorraban mucho dinero. Esta tendencia fue continuando con el paso del tiempo y si bien no estamos viendo mucho movimiento al respecto, hay que tener en cuenta que llevamos muy poco tiempo con la IA generativa en nuestras vidas.

Lee además:  Logran crear la imagen de mayor resolución del cerebro humano con solo 1 mm de material y con ayuda de la IA de Google

Sam Altman, CEO de OpenAI considera que la renta básica universal debería existir cuando la IA provoque despidos masivos

Crear contenido es más fácil que nunca gracias a la inteligencia artificial, pues tras escribir lo que queramos, ella se encargará de hacer el trabajo duro. Si tenemos conocimientos sobre que prompts usar a nuestro favor podemos conseguir mejores resultados, pero sin tener experiencia podemos lograr algo decente que si hubiésemos querido hacer por nuestra cuenta habría costado mucho más tiempo. En el momento en que esto se dio a conocer, todo el mundo iba a querer aprovecharse de ello y así es como hemos visto Internet poblado de imágenes creadas por IA y hasta libros que se han escrito con ayuda de esta.

Lee además:  El protagonista de Oppenheimer, Cillian Murphy, se siente infeliz por ser actor; cree que no debe de ganar tanto

En un futuro cercano, se espera que la inteligencia artificial acabe con millones de trabajos y ahí es donde Sam Altman, CEO de OpenAI, quiere que tengamos una RBU (Renta Básica Universal), donde todos los ciudadanos conseguirán 13.500 dólares/año con criptomonedas. El concepto de Worldcoin es algo que dejó claro la intención de Altman de fomentar una renta básica en el momento en que la IA de OpenAI provoque millones de despidos. Sin embargo, él cree que los gobiernos no harán esto posible, ya que buscarán favorecer a los pobres e impondrán su propia versión de este sistema.

Lee además:  ¿Ya sabían? Usuario asegura que radares meteorológicos ya advertían de los fuertes vientos que derribaron el escenario de Maynez en Nuevo León

Según Altman, el Gobierno querrá imponer una computación básica universal en lugar de renta

Sam Altman vuelve CEO OpenAI

El CEO de OpenAI teme que su idea de la renta básica universal con algo como Worldcoin quizá no llegue a funcionar después de la presión y legislaciones que establecerán los distintos gobiernos del mundo. Es por ello, que considera que en lugar de renta básica universal, tendríamos una computación básica universal (CBU). Esta consistirá en que cada ciudadano tendrá una parte de la computación de GPT-7 y a partir de ahí, podrán decidir si usarla a su favor, venderla o hacer lo que quieran con ella.

Podríamos verlo en una forma de dar a las personas la decisión de su futuro si la IA llega a ser tan importante dentro de unos años. Por otro lado, el propósito de la renta universal era poder tener ingresos fijos sin tener que preocuparnos por lo demás.